Publicado: 20 de Marzo de 2015

Onicofagia y Tricotilomania, son los términos que se emplean para denominar dos trastornos del control de impulsos, referidos a la ingesta de uñas y al hábito de arrancarse el pelo respectivamente.

Onicofagia consiste en la obsesión de comerse las uñas de las manos o pies, e incluso la piel de los dedos de las manos o de las palmas de las manos.

Las personas que lo padecen suelen manifestarlo sobretodo en situaciones de estrés, aunque como se trata de un hábito nervioso llega un momento que no pueden controlarlo e incluso cuando están relajados también lo sufren. Por lo general suele ser una conducta obsesiva adquirida bien por imitación, bien por herencia, que ya se observa en la infancia, y que cuanto antes se corrija será mejor para evitar su cronicidad.

Las consecuencias de este trastorno : Heridas,infección y deformación de los dedos y uñas, vergüenza, mala imagen, etc.

El remedio más inmediato cuando se trata de niños pequeños es untarles las zonas que se comen con unos productos amargos que se comercializan en las farmacias, o con remedios caseros como zumo de pomelo.

Otra cuestión es cuando en la edad adulta se sigue manifestando este comportamiento.En estos casos lo mejor es aplicar conductas incompatibles por ej : en el momento del deseo de comerse las uñas si estamos sentados se pueden esconder las manos debajo de las piernas y esperar a que ese pasen las ganas. Cuando estamos en casa podemos ponernos unos  guantes para evitar mordernos los dedos. Y cuando estamos fuera de casa podemos llevar chicles o caramelos para que en el momento justo del impulso los podamos introducir en la boca y así calmarlo.

Cuando ya no podemos más y necesitamos ayuda, lo mejor es acudir a un especialista, para que nos ponga terapia de modificación de conducta.

Tricotilomania: Es un trastorno del control de impulsos  poco frecuente  1 de cada 25  personas en el mundo lo sufre y consiste en arrancarse el pelo de la cabeza, de las cejas, incluso del pubis.Las personas que lo padecen  suelen ser muy nerviosas y lo realizan sin control en cualquier situación.

Consecuencias: Calvicie, heridas, aislamiento social, vergüenza, etc.

Suele incluir en muchos casos Tricofagia (Ingesta de pelo propio o de otro) con consecuencias mucho más severas pues produce obstrucción intestinal debiendo someterse a operaciones quirúrgicas.

¿Como se puede combatir?

La solución a este problema es tratamiento Farmacológico junto con Terapia de modificación de Conducta. Por lo tanto lo más aconsejable es acudir a nuestro Médico de cabecera y al Psicólogo.