Publicado: 8 de Febrero de 2015 a las 19:19

La adolescencia es un período complejo en el que se producen numerosos cambios en la persona, tanto a nivel biológico, psicológico, como social. Todos estos cambios, que se producen con mucha rapidez, en ocasiones, no son asumidos adecuadamente por los propios adolescentes, por las propias familias e incluso por el entorno social que rodea a la persona, generando multitud de conflictos.

En nuestro centro ayudamos al adolescente a encontrar su lugar, a disminuir los síntomas desagradables que pueda tener, a encontrar un sentido y a ajustarse a todos los cambios que está teniendo mejorando su salud bio-psico-social.

Algunos de los diferentes trastornos o problemáticas más comunes que ocurren durante la adolescencia y necesitan ayuda psicológica son los siguientes:

Problemas en la relación padres-hijos: Problemas relacionados con la etapa adolescente que necesitan ayuda psicologica; rebeldía, inconformismo, deseo de libertad, inestabilidad emocional, crisis de identidad que afectan a la relación padres-hijos.

Timidez en las relaciones interpersonales: Se manifiesta en timidez, aislamiento social, inseguridad ante otras personas, dificultad para hacer amigos. Todo esto asociado a un malestar por parte del adolescente, que necesita ayuda psicológica para superar todas las barreras.

Depresión: En la adolescencia, la depresión no se manifiesta como en los adultos, sino que lo hace a través del comportamiento agresivo, irritable, triste, cambios en el estado de ánimo, problemas de ingesta o sueño, bajo rendimiento académico y otros problemas de adaptación. Es necesaria ayuda psicológica para superarla y no causar mayores complicaciones.

Autoestima: Valorable cuando existe una percepción por parte del adolescente de no estar a la altura de sus compañeros, de su grupo de amigos o no merecer la amistad de los mismos. Produce problemas de bajo estado de ánimo, mostrarse agresivo, bajo rendimiento académico, falta de apetito. Es importante recibir ayuda psicológica para solucionar todos los aspectos en la vida del adolescente.

Trastornos de alimentación: Estos trastornos pueden derivar en graves consecuencias físicas y psicológicas. En un principio, se caracterizan por un deseo excesivo de adelgazar, una imagen corporal alterada, preocupación extrema por perder o ganar peso, ingesta compulsiva de comida, insatisfacción personal constante. Es necesario establecer la ayuda psicológica lo más temprana posible, siendo necesario la colaboración de los padres.

Tics: Referido a la existencia de tics motores (mover el cuello, parpadear..), vocales simples (aclarar el cuello, inspirar..), complejos (saltar, tocar..) y otros que refieren de la ayuda psicológica de un terapeuta.

Ansiedad: La ansiedad puede estar presente en todas las etapas del ciclo vital y necesita de ayuda psicologica. En la adolescencia también se puede sufrir ansiedad, ya sea de una manera esporádica, ante determinadas situaciones (exámenes, relaciones interpersonales, acosos escolares, etc) o de un modo generalizado, con miedos y preocupaciones constantes hacia múltiples aspectos.

Agresividad: En esta etapa, se puede apreciar este problema en la falta de control sobre las emociones, explosiones constantes de ira, peleas, incumplimiento de normas, lenguaje desafiante, provocaciones y conflictos. Es necesaria la ayuda psicológica de un terapeuta.

Consumo de sustancias: Referidos a los problemas relacionados con el uso y abuso de sustancias tóxicas como el tabaco, cannabis, alcohol, cocaína y otra sustancias psicoactivas nocivas para la salud. La mayoría de estas sustancias se comienzan a consumir en la adolescencia, por lo que es el momento más adecuado para iniciar la ayuda psicológica que evite el establecimiento de hábitos nocivos contra la propia salud.