Publicado: 6 de Enero de 2015 a las 17:47

La característica fundamental de las adicciones es la pérdida de control. Son conductas que generan un bienestar inmediato (o alivian un malestar) pero, a la larga, pueden interferir en todos los aspectos de la vida de una persona, pues el uso compulsivo de aquello que genera la adicción tiene mayor prioridad que cualquier otro comportamiento con mayor valor en el pasado del sujeto.

Se pueden desarrollar adicciones a sustancias (alcohol, tabaco, cannabis, etc.) o ante conductas (juego, compras, internet, etc.)

    • Dejar de fumar

      Todos los fumadores reconocen actualmente los riesgos que supone el tabaco, sin embargo, dejar de fumar supone un reto terriblemente difícil para algunas personas. La ayuda profesional puede ayudarnos a superar ese reto y vencer la dependencia.