Publicado: 6 de Enero de 2015 a las 20:48

El EMDR es una técnica psicológica para el tratamiento de trastornos psicológicos relacionados con traumas o con estrés postraumático. 

Las siglas EMDR corresponden a "Eyes Movement Desensitization an Reprocessing" (Desensibilización y reprocesamiento a través de movimientos oculares), ya que a través de ejercicios en la misma consulta en el que intervienen estímulos visuales, auditivos o táctiles se conseguirá que el cerebro asimile mejor las emociones que provocan el trastornos psicológico que lo haya llevado a consulta.

Aunque el EMDR nació para el tratamiento del estrés postraumático, actualmente se considera una técnica totalmente eficaz para tratar muchos otros trastornos, sobre todo para tratar secuelas relacionadas con la vivencia de catástrofes naturales, accidentes aéreos o de tráfico, agresiones, etc., siempre y cuando esté llevada a cabo por especialistas con una titulación muy concreta.

En lo que se basa el EMDR es en la estimulación a la vez de los dos hemisferios del cerebro. Los estímulos que se utilizarán para la terapia son:

1. Visuales: Guiado por el psicólogo el paciente deberá mover sus ojos de lado a lado.

2. Auditivos: Parecida a la anterior, en este caso el paciente irá escuchando sonidos, cada ver con un oído.

3. Kinestésicos: En este caso, el psicólogo lo que hará será golpear suavemente la mano derecha e izquierda del paciente alternativamente.

Lo que se consigue con estos ejercicios es una mejor conexión entre los dos hemisferios cerebrales, haciendo de esta manera que éste procese mejor la información entre los dos y por lo tanto, conseguir corregir más rápidamente la sintomatología que provoca el trastorno tratado.

Además el EMDR ha mostrado tener mucho éxito en trastornos que se muestran resistentes a otros tratamientos más tradicionales.