Publicado: 27 de Diciembre de 2014 a las 23:50

Todas las parejas tienen crisis, malos momentos y tropiezos, de cómo transiten estos procesos, podrán o no recuperar el amor.

En ocasiones, los problemas del día a día en el hogar, si no son tratados a tiempo, nos impiden ser capaces de disfrutar de actividades de ocio con nuestra pareja.

Las relaciones emocionales son una parte esencial de nuestras vidas, pero también una fuente de conflictos.  Las estadísticas dicen que aquellas personas que tienen una relación de pareja sana y estable viven más y con mayor calidad de vida, mientras que una relación conflictiva puede hacernos susceptibles a enfermar, además de afectar al bienestar de los hijos.


Las parejas suelen acudir a sesiones porque discuten mucho, ha habido una infidelidad, falta comunicación, tienen problemas de convivencia, celos, etc. La lista puede ser muy larga pero, en definitiva, buscan ayuda porque se quieren pero están sufriendo. 
La terapia de pareja es un lugar de encuentro, de comunicación, un espacio seguro dónde poder confrontar todo lo que nos preocupa, con absoluta confidencialidad y respeto.

Un psicólogo es una persona ajena al problema, objetiva y formada que puede proporcionar las claves para superar la crisis.

  • Problemas de comunicación
  • Problemas de convivencia
  • Dependencia emocional
  • Ciclos vitales
  • Celos, desconfianza.
  • Infidelidad
  • Miedo al compromiso
  • Rupturas, separaciones, divorcios