Publicado: 6 de Enero de 2015 a las 17:44

El Trastorno Obsesivo Compulsivo se caracteriza por pensamientos indeseados, que aparecen de repente y la persona no puede evitar. Aunque comprende que esos pensamientos son absurdos, se siente angustiada y teme las consecuencias. Las obsesiones siempre van acompañadas de una ansiedad difícil de soportar, lo que lleva a la persona a realizar una acción, interna o externa, orientada a disminuir esa ansiedad y evitar aquello que teme.

La característica común de todos los TOC es el elevado nivel de ansiedad que sufre la persona que los padece y, dependiendo de su gravedad, puede ser altamente incapacitante. Por ello es muy importante buscar ayuda profesional cuanto antes para que la persona retorne a una vida normalizada, libre de ideas obsesivas.